Texto De

Pirámide de los nichos, El Tajin (Diego Rivera)

Pirámide de los nichos, El Tajin (Diego Rivera)

Yo me pongo a cantar
Con mi flauta de jade.
Ya como suena el oro
Hago sonar mi canto.

Ya va a lucir el sol.
Ya se levanta el aurora.
Ya bajando vuelan las aves
A beber la miel de flores vivas.
Al pie del Árbol Florido estás en tierra,
Tu, Quetzalcoatl,
Tu eres el Señor.

Que no sean tristes, oh mis amigos,
Nadie tiene casa fija en la tierra!
Nadie quedara en ella.
Hemos de dejar nuestro tesoro,
Nuestro canto:
Hemos de dejarlo aqui en la tierra.
Aunque luces tus collares, tus joyas,
Sólo los tienes prestados
Mañana o pasado habremos de ir
A la Casa de la Muerte.

Oh, mis amigos, que no en vano
Perezcan las Flores,
Las Flores de la vida,
Las Flores del Rojo Néctar.
No lo temo en mi corazón?
No iré yo por fin
A la Casa del Misterio?
Dejar la tierra e ir allá,
Allá donde está el Árbol Florido?
Mis cantos y mis flores,
Podrán ellos adornar
El Lugar del Misterio?

En la región de la lluvia y la niebla,
Donde las preciosas flores acuáticas
Abren su corola,
Yo soy la hechura del Diós Único:
Soy Su creación.

El Árbol Florido crece
En la Tierra del Misterio.
Allí nos criamos;
Allí nacimos.
Allí Él por quien vivimos
Teje la mecha de nuestras vidas.

Solo hemos venido a tomar prestado
Tu florido tambor
Tu flauta
Tu canto:
Son tus Flores, o Diós!

Tu te has convertido en Árbol Florido.
Muriendo, has nacido de nuevo.
Abres tus ramas y te doblegas:
Te presentas ante el Dador de la vida.
En tus ramas esta nuestro hogar:
Nosotros seremos tus flores.

Aquí, donde arraiga el Árbol Florido,
Aquí, en el lugar de tambores y flautas,
Venid acá, aves aureas y negras,
Venid acá, aves rojas y azules,
Y el Precioso Quetzal, pájaro cascabel,
Ya levantais vuestro canto hermoso!

En las ramas del Árbol Florido
Cantan de gozo los pájaros rojos.
Oidlos!
Gritó ya nuestro Dios.
Oidlos!
Gritan sus aves divinas.

Ya viene la mariposa, volando viene.
Abre sus alas,
Sobre flores anda.
Libre la miel:
Que goce!
Su corazón se abre:
Es una Flor!

Hasta ahora es feliz mi corazón.
Oigo un canto,
Veo una flor,
Que jamás se marchita,
Que jamás se acaba.

Return to the Tree of Life